Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Blog personal de Covadonga Castañón

SAL CAJAS 2019: CAJA NÚMERO 7 (Y última)

Publicado en 7 Marzo 2020 por Covi in Labores, puntodecruz, bordado, cartonaje, cajas, SAL CAJAS 2019

SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)

Una caja, otra caja, más cajas, pensarán muchos, hartos ya de las cajas de esta señora. Pero claro, este blog no se escribe para las personas que se hartan de las cajas y de las manías de las señoras, o sea, las mías, se escribe para la gente encantadora que agradece que yo les enseñe mis creaciones y les cuente mis cosas. Los demás no vale la pena que se pasen por aquí, a mí me puede dar por las cajas como me puede dar por la motosierra, casi ya no tengo filtros, se pierden en la vejez, que alguna ventaja tenía que tener.

Esta no es una caja cualquiera, es la última que acabo de hacer y por eso es la más guapa, hasta que otra ocurrencia, en forma de caja o de vaya usted a saber, venga a destronarla. Es grande, pero esbelta y bien proporcionada, es discreta pero se viste con lujo, no es una caja cualquiera.

Por eso merece protagonizar esta historia.

SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)

Hace mucho tiempo que me gustan las cajas, ya eso os lo había contado; casi desde mi primera infancia, cuando conseguir una cajita vacía de cualquier cosa, de cartón malo y aunque fuera medio rota, era una felicidad enorme y daba para jugar horas y días a llenarla de cosas igualmente valiosas, como los brillantes papeles de los caramelos, los de "plata", los de celofán, los de oro. ¿Nunca habéis coleccionado papeles de caramelos? Yo viví años embelesada con esa afición que se alternaba con las piedrecitas del río o de la playa, las redondas, las finas, las de colores distintos, las de tacto sedoso y las aplastadas, esas que conseguíamos hacer "saltar" hasta tres veces rebotando en el remanso del río antes de hundirse. Cuántas tardes enteras de dedicación absoluta al entrenamiento de esa habilidad en la que, también, tenía que competir con los chicos, porque las niñas no suelen dedicarse a esas cosas.

Luego vendrían los hilos de colores, los cromos "de la palma", las pinturas de olor a madera, las canicas, las tabas, unas castañas robadas en el suelo del monte, avellanas, incluso un grillo con unas hojas y unas hierbas para que se alimentara.

Cuántas utilidades pueden tener las cajas es casi imposible de imaginar, porque todo cuanto existe es susceptible de ser guardado en una de ellas

SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)

Esa fascinación casi enfermiza me ha acompañado hasta hoy y claro, ese afán de las cajas ha ido volviéndose exigente, no solo buscar una caja, sino la caja perfecta para la cosa concreta, la caja a la medida.

De eso es de lo que iba este SAL que ahora se termina, de decidirse a hacer las cajas a medida de cada necesidad, en el momento que sea, sin esperar que alguien nos las venda sino que tengamos la capacidad de construir desde cero aquella que sirve para ese uso concreto que nosotros buscamos.

Es también una forma de descubrir materiales, herramientas, procedimientos, que después podremos aplicar a otros usos, porque desarrollar una habilidad conduce a otra y esta a otra, así es como se construye el conocimiento y la sabiduría, que es la interiorización máxima del conocimiento.

Desde elegir los cartones, por su textura, consistencia, grosor, resistencia, probar las colas más idóneas para pegar según qué materiales, calcular dimensiones y proporciones, combinar colores, experimentar formatos y tamaños, seleccionar las telas o papeles para revestirlas, es un proceso, un camino que te enseña muchas cosas y cuando consigues la primera y te gusta el resultado y empiezas a comprender que puedes hacerlo y mejorarlo, entonces ya no hay quien te pare.

Quizá parece que exagero, sobre todo tratándose de un asunto tan trivial como construir una caja de cartón forrada de tela, menuda tontería, pero realmente esto es solo una metáfora que contiene la descripción de lo que sucede en nuestra cabeza siempre que ponemos nuestra inteligencia al servicio de una idea, a la búsqueda de la solución para un problema y conseguimos llegar al éxito. Así aprendemos a cocinar, a sumar, a escribir, a bailar, a conducir, nada hay más adictivo para el aprendizaje que el éxito en un aprendizaje anterior, nada más estimulante para aprender que saberse capaz de aprender.

Sé que entendéis a dónde quiero llevaros, a que nunca tengáis ese discurso lastimero que nos han enseñado desde pequeñas, sí, sobre todo a las mujeres, "yo no voy a saber", "a mí se me da fatal", "yo nunca fui capaz", "no me atrevo ni a intentarlo", etc., etc., y os atreváis con todo, porque las limitaciones solo están en nuestra cabeza.

SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)

Cuando empecé a darle vueltas a la idea de este SAL las cajas no estaban en mi cabeza, no tenía ahí almacenado un catálogo fijo ni un cuaderno de apuntes con todo dispuesto para empezar a trabajar, había hecho unas cuantas a mi manera, autodidacta y un tanto anárquica, pero cuando pretendes enseñar a otras personas es necesario sistematizar los procesos y reflexionar acerca de los mejores procedimientos, iniciar una búsqueda de materiales y hacer cientos de pruebas hasta encontrar lo más fácil, económico, asequible y práctico.

Y no es fácil, se necesita tiempo, paciencia y hacer muchas pruebas, tomar notas de errores y aciertos, depurar los apuntes hasta eliminar todo lo superfluo y cuando finalmente consigues delimitar cuatro ideas comunes y básicas, empezar a desarrollar la manera de aplicar esos conceptos comunes a cada caja en particular, sea para adaptarla a un contenido concreto o, como en el caso de este SAL, para adaptarla a las características de un bordado que forma parte de la decoración final.

Quizá se nos ha olvidado, pero el SAL nació exactamente de unos pocos gráficos de punto de cruz que habían sido elegidos entre cientos para hacer con cada uno una caja que sirviera, sobre todo, para realzar su belleza y poder darles un uso práctico a la vez que estético. Por eso para mí y no creo ofender a nadie, solo siguen el SAL aquellas personas que aceptan exactamente lo que yo propongo en cada etapa, aunque luego no puedan llevarlo a cabo por las razones que sean. El resto se apuntan solo porque es gratis, porque hacía tiempo que querían hacer cajas, porque todo lo que se ve en internet parece atractivo y ya el colmo del atrevimiento se produjo el día que una inscrita en el grupo se permitió reclamarme con malos modos la publicación de uno de los tutoriales porque ella estaba esperando para poder venderlo a otras personas a las que supuestamente daba clases con mis apuntes. Hay gente para todo, está claro.

Este es un aspecto que me apetece comentar porque me suscita muchas dudas y un cierto malestar, aunque procuro estar por encima de las mezquindades, pero no puedo evitar un pellizco de tristeza o indignación cuando veo que hay personas que están cobrando por hacer cursos utlizando unos apuntes que yo he publicado gratuitamente en un SAL y sin siquiera darme las gracias ni pedirme permiso por deferencia. Cierto que son contenidos que yo he publicado y que no he sometido al control del Copyright, pero en este mundo confuso de internet veo cada vez con mayor claridad que los listos se llevan el gato al agua "by the face" y los inteligentes ponemos el trabajo gratis.

En este SAL hay 745 personas oficialmente inscritas en el grupo de FB y otras tantas que dejé de incluir a partir de la cuarta caja porque para qué te apuntas ya a algo que está terminando.  Pues bien, ni vosotros ni yo conocemos a esas 745 personas, es más, apenas conocemos a 45, el resto han solicitado, han insistido y han esperado ser admitidas y nunca más se ha sabido de ellas, porque estoy segura que ni siquiera se han molestado en entrar en el grupo a ver los archivos que se cuelgan, a comentar lo que se publica, a contemplar las fotos que ponéis con vuestras preciosas cajas, a nada. Y vete a saber si alguna/o de ellos no se está ya beneficiando de vender mi trabajo para sacarse unas perras. 

Lo penoso es que estas cosas se hacen para divertirse, para compartir aficiones, para hacer amigas y amigos, para dar con el corazón aquello que creemos lo mejor y de pronto toda esta mierda de estúpido egoísmo viene a contaminar y a poner mal rollo en un espacio feliz en el que acabas cogiendo verdadero cariño a tantas personas a las que ni siquiera conoces, pero lees sus comentarios, vas conociendo sus corazones, su psicología, su manera de pensar y sientes que forman parte de tu vida, que puedes tenerlas como amigas/os, que te conocen, que se preocupan por ti y tú por ellas.

Por supuesto me quedo con lo bueno y conozco perfectamente a todos los que, cualquier día que vuelva a tener una idea volveréis a estar a mi lado para disfrutar otra temporada juntos. Ojalá que se me ocurran muchas buenas ideas para compartir porque mientras tanto os echaré de menos, os lo aseguro.

 

SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)

"Sunnyside Sampler" es un diseño de punto de cruz de la diseñadora americana Cinthia Zyttel que se comercializa bajo la firma "The Drawn Thread", de la que colecciono desde hace años casi todos los gráficos que publica, porque me parecen delicados, elegantes, llenos de detalles y atemporales, nunca se pasan de moda. La pena es que no me da la vida para bordarlos todos y debo tener en espera más de 40, dan para varios SAL de lo que sea, jajajajajaja.

El formato tan apaisado es muy recurrente en esta diseñadora y siempre me atrae, no sé muy bien por qué, ya que no es fácil de aplicar a usos prácticos, pero buscando un modelo para hacer una caja dividida en departamentos pequeños, este me pareció de lo más oportuno y, a la vista del resultado, creo haber acertado.

La caja ha quedado bastante grande (50 x 14 cm, aproximadamente) pero resulta armoniosa gracias a que le he dado poca altura y así se ve muy discreta, no parece tan grande.  Este ha sido un factor importante, de hecho probé varias alturas y no es que quedara fea, pero me gustaba mucho más así y por otra parte, dado que el propósito era dividirla en compartimentos para guardar botones, charms, cuentas, abalorios o cualquier tipo de pequeños objetos, se hace muy difícil sacar  estas cosas diminutas del fondo si los huecos son altos, porque apenas caben los dedos.

SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)

Otra decisión que tomé sobre la marcha, a medida que iba construyendo la caja, fue repartir los compartimentos en dos bandejas y que estas fueran extraíbles,  porque así me parecen más manejables y cómodas de usar. Por otra parte, el propósito de esta caja era practicar la construcción de compartimentos, espacios reducidos que deben quedar perfectamente acabados y que requieren algún procedimiento que no habíamos tratado en las otras etapas del SAL, pero si después, en algún momento, dejan de interesarnos las bandejas, podemos quitarlas y dejar la caja limpia y perfecta para otro uso sin perjudicarla en absoluto. Es decir, que así matamos dos pájaros de un tiro: aprendemos a hacer compartimentos y tenemos una caja multiusos.

Para mí era la segunda vez que hacía compartimentos en una caja y la primera vez  el resultado había sido absolutamente chapucero, así que durante semanas tuve la cabeza ocupada imaginando fórmulas para resolver este reto con éxito. Durante los ratos de insomnio maquinaba y al despertar hacía pruebas, hasta que encontré una manera lo bastante digna y con un nivel de dificultad aceptable y pude por fin decidirme. Obviamente, una vez que lo has probado y funciona, después ya es aplicable a cualquier otra situación similar,  aunque seguro que hay libros o publicaciones en internet que enseñan mejores formas de hacerlo, pero os prometo que cuando yo regalo una idea me aseguro de que es íntegramente mía y de que no me he apropiado de nada ajeno. Por eso, ahora que ya sabéis unas cuantas cosas como de "andar por casa", os animo a investigar por otras fuentes y así perfeccionar vuestra técnica, yo también lo haré.

SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)
SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)

Respecto a otros aspectos del formato, dado el  tamaño me pareció apropiado el modelo de caja-libro con el lomo pegado, que ya habíamos hecho en ocasiones anteriores si bien en proporciones totalmente diferentes y con tapa sujeta por un botón, ya que si va a contener muchas cosas pequeñitas será necesario asegurar que la tapa no se abra por accidente y se caiga todo el contenido.

En cuanto a los acabados, además del bordado ya mencionado he buscado telas de algodón de calidad en tonos suaves y sosegados, cercanos a los tonos verdes y ocres del bordado, además de una cinta en zig-zag de terciopelo para rematar la tapa y un  gran botón de asta para el cierre. En otras ocasiones he forrado las cajas con solo dos telas coordinadas, pero en esta ocasión no fui capaz de decidirme en la tienda por una combinación concreta, así que acabé comprando tres para elegir dos, pero llegué hasta el final con las tres y me encanta el resultado: un verde musgo muy oscuro con un estampado diminuto viste la cubierta por fuera, mientras que unos cuadritos muy tenues en tono pardo verdoso y un poco manchado cubren la pared exterior de la caja y las paredes de las bandejas interiores. Para poner un toque de color,  tanto el interior de la caja grande, como el fondo de las bandejas llevan una tela preciosa, estampada en beige y verde musgo sobre fondo turquesa muy apagado, una belleza que no podía dejar de poner.

Creo que las imágenes no hacen justicia a los colores de las telas, que quedan realmente fantásticas junto con el bordado, la cinta, el botón, un conjunto ideal, tiene una estética un poco japonesa que me encanta.

SAL CAJAS 2019:  CAJA NÚMERO 7 (Y última)

Hasta aquí ha llegado esta pequeña aventura que ha durado más de siete meses y que espero haya hecho disfrutar a todos los participantes tanto como a mí. Desde luego, puedo asegurar que sus realizaciones son de un nivel absolutamente sobresaliente y me consta que muchas han hecho enormes esfuerzos por continuar en el proyecto incluso teniendo serios problemas para sacar un poco de tiempo, que todos sabemos lo difícil que es conseguir compaginar el trabajo y la familia con los hobbies.

Por todo ese esfuerzo y también por tanta amabilidad y comprensión, por tantos mensajes cariñosos, tengo que estar profundamente agradecida. Ha sido estupendo contar con vuestra compañía y apoyo y espero que no tardemos mucho en emprender un nuevo proyecto.

Por si os apetece acompañarme, yo ya me he embarcado en un nuevo SAL propuesto por nuestra amiga Nuria Menéndez, propietaria de La Casina Roja, para aprender y practicar bordado tradicional en una maravillosa bolsa de lino para ir al mercado o a la playa, a pasear o al campo. Os invito a echarle un vistazo, sé que os encantará.

Un abrazo a todas y a todos, que también tenemos chicos en el grupo. Hasta muy pronto.

Caja con departamentos sobre modelo "Sunnyside Sampler", de The Drawn Thread

Gráfico, lino para bordar, hilos y accesorios de bordado adquiridos en la tienda online  La Casina Roja

Telas de algodón y  cinta zig-zag adquiridas en "Calicó patchwork", Oviedo

Cartones y accesorios de cartonaje de mis fondos

Comentar este post

Trini 05/09/2020 14:58

Querida Covi, tienes toda la razón.
Yo soy de las que se quedan siempre atrás, aunque no por éso dejo de apreciar todo tu esfuerzo. Enseñas de forma magnífica y aunque no haya hecho más que dos cajas, te sigo hace años a través de tu blog principalmente y siempre me sorprende tu buen hacer.
Y has conseguido que pruebe y aprenda a hacer cajas, yo que siempre decía que el cartonaje no es para mí. Creo que éso también tiene mérito y sin duda es gracias a tí.
La caja, de diez y nunca me cansaré de verlas, ni las demás cosas que nos vayas mostrando.
Un abrazo enorme!

Virginia Sanchez Saez 03/22/2020 00:05

Hola!!!Me parecen todas tus cajas maravillosas, Enhorabuena por tener tanto gusto a la hora de hacer estas cosas tan preciosas.

Nora 03/21/2020 21:35

Muchas,muchas mejor infinitas gracias por este regalo que nos has hecho, siempre con tu gran generosidad, tengo guardados tus tutoriales con todo el cuidado y el cariño del mundo, esperando a ver si consigo tener por fin ese tiempo tan deseado y necesario para hacerlas como se merecen con atencion y cuidado.
Aparte de a tus convocatorias soy adicta a tu blog me encanta leerte, tus planteamientos,, ver tu jardin, tus trabajos, sigue deleitandonos Covi,¡¡
Muchos besos¡¡

Rocio 03/18/2020 07:44

Me parece fatal que la gente se aproveche así de tú trabajo????, es indignante, y yo soy una de las que puede parecer que solo quiero las instrucciones pero como dices, abarcamos demasiado, mil cosas compradas esperando tener tiempo para hacerlas????, pero vamos que la intención es hacerlas y aprender nuevas técnicas, yo ya estaba interesada en las cajas y había hecho alguna, y la idea era aprender otras técnicas para hacerlas y mejorar, y en ello estoy, y si cambio algún bordado sólo es por aprovechar los cientos que tengo en casa, siento si no te parece bien, pero yo creo que sigue respetando la primera idea que era darle un uso práctico a los bordados que hacemos. En resumen mil gracias por tus enseñanzas y sigo entrando cada poco en tu blog para ver si nos muestras tus últimas maravillas.

Sonia Mariner 03/09/2020 09:12

Solo puedo darte las gracias por tu gran generosidad a la hora de crear y compartir este tipo de iniciativas. Me parece una verdadera desfachatez que alguien pueda llegar a exigirte nada, ni de buenos ni de malos modos, y aún me parece más miserable que se beneficien económicamente del trabajo que tú haces por el placer de compartir y por tu interés en promover nuestra capacidad de aprender y crear cosas bonitas. Pero como tú dices el resto somos más, aunque yo soy una de las rezagadas porque la vida tiene muuuuuchas cosas preciosas en las que interesarnos y tengo ese vicio tan comun de no medir mis fuerzas y sobre todo mi tiempo. Seguiré trabajando en las cajas porque me encantan, ya llegaré a la ultima que me parece espectacular, bueno como todas... ????????????

Isabel 03/09/2020 01:55

Pues si Señora, le ha dado por hacer cajas, y a nosotras por seguirla en esta ocurrencia y que ????
A quien le ha de importar , en lo que dediquemos nuestro tiempo ??? Que las cosas bonitas nos sigan uniendo, en forma de Sal, o como mejor sea posible. Yo desde luego he disfrutado tanto de esta experiencia que no hay palabras para expresar lo que se siente cuando se crean objetos llenos de encanto y que enriquecen tanto tu día a día. Deseando estoy de conocer cuál será tu próxima aventura y si seré capaz de seguirte, por lo pronto de nuevo seguiremos compartiendo el Sal tan maravilloso que nos ha preparado Nuria. Hasta pronto, Besosss

Michèle Faure 03/08/2020 10:29

Superbe

Gillian 03/08/2020 09:44

Que bonito y tengo que decir que todas tus cajas son fabulosas. Me encanta leer tu blog y ver lo que está haciendo sea punto de cruz, cajas o punto.

Nuria 03/08/2020 08:57

Absolutamente espectacular! Enhorabuena por tu generosidad y a los listos que sigan viviendo de los inteligentes... así es la realidad!
Debería escribir una novela con la protagonista aficionada a las labores... ;)

Ketty 03/08/2020 08:32

Se me "escapo" el dedo en el anterio comentario.... . Yo desprecio mas que nunca a esa gentuza que se quiere aprovechar de las gentes maravillosas como eres tu y que con este y tus otros SAL nos ayudas a disfrutar y aprender . Soy una fan incondicional tuya!!! Solo me resta decirte GRACIAS

Ketty 03/08/2020 08:25

Como siempre un gran post.

Paqui 03/07/2020 22:39

Impresionante tu artículo, tus cajas, tus tutoriales. Todo lo haces a conciencia y no puedo más que agradecerte mil veces que lo hayas compartido porque siguiendo tus consejos estoy disfrutando muchísimo y tengo unas cajas preciosas en mi estantería.

Mafer Tenorio 03/07/2020 22:08

Es una caja muy bonita y con mucha precisión, has dejado la mejor para el final. Muchas gracias por darnos la oportunidad de disfrutar de tus trabajos. Recibe un afectuoso saludo desde Colombia.

clarita molano 03/07/2020 20:29

mi dios se lo pague por tan bello compartir...bendecida ud que puede en su pais comprar y tener todo aqui ya es tan triste seguir un sueño...me pase esperando criar las hijas tener mi tiempo y mire nada mas ahora a esta edad y con tiempo libre de poder dedicarme a mi sueño...este pais nos latiga de esta manera ya que es imposible seguir....mildios bendiga tan bello talento...un abrazo desde venezuela

Ely 03/07/2020 20:19

Manos a la obra. Orgullosa de ser una de las 75 que he estado contigo caja a caja. Te seguiré en el próximo reto que te guste enseñarnos. Y muchísimas gracias por tú generosidad. ????????

Rosa 03/07/2020 20:09

He leído atentamente tu comentario, como todo lo que escribes desde hace años que descubrí tu blog y me atrapaste no sólo por tus habilidades artísticas sino por coincidir en la visión que tienes de los aspectos de la vida. Por eso creo que al decir, gracias amiga! Esas dos palabras cobran un significado muy amplio.