Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Blog personal de Covadonga Castañón

CAJÓN DE IMPRENTA

Publicado en 31 Enero 2017 por Covi in bordado, puntodecruz, Cajon de imprenta, Labores, crosstitch, Ocurrencias

Las aficionadas a las labores conocéis con toda seguridad el uso de los cajones de imprenta como expositores de colecciones, bien de pequeños objetos relacionados con la costura (dedales, botones, hilos, accesorios, sobre todo antiguos), bien de pequeños bordados seleccionados en función de su tamaño o de cualquier otra característica interesante. Basta darse un "paseo" por la red para encontrar cientos de magníficos ejemplos que invitan a sumarse a esa moda y disfrutar en primera persona de las posibilidades creativas de estos humildes recipientes que durante siglos sirvieron a los tipógrafos para ordenar y mantener a salvo su herramienta de trabajo más preciada: los tipos.

La modernización digital del antiguo oficio de tipógrafo trajo consigo el abandono de las herramientas asociadas y la aparición en el mercado anticuario de estos cajones que, por sus peculiares características, pronto se convirtieron en objeto de deseo en todas las tiendas de viejo.

Era inevitable que esas cajas de madera sólida, distribuidas en pequeñísimos compartimentos, tan especiales y apetecibles, despertaran el deseo de darles un nuevo uso como contenedores de colecciones y no cabe duda de que en algún momento una inspirada bordadora decidió hacer la primera prueba de llenar el suyo con bordados. Desde luego con mucho éxito, porque son muchas las personas que han imitado la idea.

Precioso ejemplo de cajón impecablemente realizado por www.costureraloca.com

Precioso ejemplo de cajón impecablemente realizado por www.costureraloca.com

Otra maravilla, esta vez de http://osirisaufildunil.blogspot.fr

Otra maravilla, esta vez de http://osirisaufildunil.blogspot.fr

Yo conocí los cajones con bordados en internet y, como soy caprichosa, enseguida quise tener uno, pero desde luego no dediqué un minuto a buscarlo, aunque a veces, visitando los anticuarios o las tiendas de trastos viejos (cosa que hago con bastante frecuencia), echaba una mirada de reojo por si aparecía alguno, pero nunca tuve suerte.

Solo en una ocasión, en el mercado de Covent Garden, en Londres, mi hija Paula y yo encontramos cientos de ellos, de muchísimas formas y tamaños y a buen precio pero, tras dudarlo un rato y valorar la posibilidad de traer uno, recordamos que había que volver con Ryanair y eso nos disuadió del capricho. 

Por fin este otoño, sin esperarlo, la oportunidad se presentó en la feria de antigüedades y desembalaje de Gijón, donde uno de mis stands preferidos (porque vendía maravillosos muebles provenzales que no me podía permitir), tenía a la venta varios cajones de chibalete y, al estupendo precio de 15 € la unidad, me compré dos.

Mis dos cajones aún llenos de mugre

Mis dos cajones aún llenos de mugre

Esto fue a principios de Noviembre y todavía no encontré momento para limpiarlos a fondo, a la espera de que mejore un poco el tiempo y pueda ponerme en el exterior con la máquina de presión a darles un buen lavado porque, en lo poco que lo intenté, me dejé las uñas con la lija, porque los huecos son tan pequeños que apenas consigo resultados.

Lo que sí hice fue pensar en las posibilidades de rellenarlos y para inspirarme, bucear mucho en Pinterest, en busca de las mejores ideas. La verdad es que me quedo asombrada con el nivel de muchas de las realizaciones que veo, tanto que después de mucho mirar decidí descansar, olvidar y luego tratar de encontrar mi propio camino.

En este tiempo he tenido contacto con otras bordadoras que, como yo, tienen su cajón esperando encontrar la idea perfecta y muchas me han confesado tener ganas de hacerlo pero no saber cómo empezar. Y por eso me he decidido a escribir este post, por si mi idea le puede servir a alguna persona que no tenga claro cómo animarse.

Para empezar, os cuento mis planteamientos, las decisiones que he tomado respecto al procedimiento organizativo, luego os contaré detalles técnicos que creo que pueden ser útiles para simplificar el trabajo.

CAJÓN DE IMPRENTA CAJÓN DE IMPRENTA
CAJÓN DE IMPRENTA CAJÓN DE IMPRENTA

Después de darle muchas vueltas, he llegado a una conclusión importante para mí: no voy a abordar este proyecto como una prioridad, porque no tengo ninguna prisa en hacer mi cajón (mejor dicho, mis cajones), sino que quiero que este trabajo sea un camino relajado y divertido, en el que cada pequeño bordado sea para mí un paréntesis de descanso entre otros proyectos que, sin duda, voy a seguir desarrollando. Así, cuando tenga un rato libre, un viaje, una espera, cualquier situación en la que entretener un poco de tiempo, disfrutaré bordando uno de esos pequeños motivos para añadir a la colección, que eso es, en definitiva, el cajón de los bordados. Por tanto, no hay plazos, ni fechas, ni obligaciones de bordar cada día con un propósito de acabarlo, sino que los huecos se irán llenando al azar, según se vayan dando las ocasiones, según me vaya encontrando, sin buscarlo, un detalle o un motivo que me encante para ponerlo en el cajón.

Y aunque esta idea general será común, lo cierto es que tengo dos cajones de formatos muy diferentes y por eso he elegido un destino distinto para cada uno.

CAJÓN DE IMPRENTA

En primer lugar, el cajón de huecos alargados en tamaños decrecientes me sugirió, desde el primer golpe de vista, coleccionar modelos de grecas o cenefas, motivos lineales que siempre me han gustado y de los que se encuentran gráficos con mucha facilidad, incluso gratuitos. Las grecas son un clásico dentro del campo de los bordados y he de confesar que a mí me encantan, además de ser facilísimas de bordar, por tratarse de secuencias repetitivas que se bordan casi de memoria; es más, hasta son fáciles de inventar, llegado el caso. Y para los pocos huecos cuadrados y rectangulares que tiene, me decanto por un abecedario y algún pequeño medallón decorativo.

Mis modelos para este proyecto saldrán principalmente de dos libros, "Mon Cahier de Broderie", de la diseñadora belga-española Marie Suarez, publicado por Ed. De Saxe  y "Points associés et Points complices", de Monique Lyonnet, publicado por  Marabout, ambos llenos de ejemplos preciosos y muy sencillos de grecas de punto de cruz y otros puntos de bordado. No obstante, utilizaré cualquier otro modelo que me encuentre y me parezca adecuado.

En cuanto a la elección de materiales, he decidido optar por depurar al máximo, ya que la riqueza de este tipo de trabajo radica, para mi gusto, en una cierta uniformidad minimalista, es decir, en conseguir que el conjunto se vea como un todo coherente, una historia bordada que gira en torno a un par de criterios claros y evidentes. En consecuencia, la tela elegida será lino Zweigart de 12 y de 16 hilos/cm (Belfast y Newcastle) en color Antique White (blanco antiguo o blanco roto) y los hilos se reducirán a dos tonos que me encantan y que combinan muy bien: un azul tinta y un beige tostado. En este caso, buscando entre mis fondos de hilos, he seleccionado dos tonos preciosos de Nina's Threads, el marrón "Grizzly"  y el azul "Iris", ambos muy delicados y que combinan prefectamente.

CAJÓN DE IMPRENTA
CAJÓN DE IMPRENTA

En cuanto al procedimiento para empezar la tarea y poder mantenerla ordenada hasta el final, es muy simple y os lo describo por si puede servir a quienes aún tenéis dudas.

Lo primero que he hecho es dibujar en papel el plano completo del cajón, a una escala aproximada, con todas las casillas y sus medidas respectivas. Con este plano que no se tarda nada en dibujar, podré tener controlado durante todo el proceso todos los detalles que se van a ir sucediendo: qué huecos tengo ya bordados y cuáles me faltan, número de puntos que caben en cada casilla, referencias de dónde encontrar el gráfico a seguir, etc., de modo que sin necesidad de tener el cajón a la vista todo el tiempo, sabré cómo seguir siempre que me ponga a preparar un motivo.

En segundo lugar, es también importante tener un acopio suficiente de los materiales que voy a necesitar, asegurándome de que no lleguen a faltarme si la realización del proyecto se demora mucho. En este caso es sencillo, porque son muy pocas cosas, basta con tener una pieza de tela (o trozos sueltos, para aprovechar restos), que cubran la superficie necesaria incluyendo, como es lógico, los márgenes de montaje que sean necesarios en cada casilla. Del mismo modo, vendrá bien adquirir las madejas de hilo en los colores elegidos y en la cantidad que estimemos suficiente, calculando con generosidad, siempre es preferible que sobren un par de madejas que quedarse corto.

Pocas cosas más son necesarias, porque este trabajo no requiere grandes alardes técnicos, creo yo:  por supuesto, lápiz y regla graduada, también un bolígrafo de los que se borran con la plancha, cartón o cartón pluma del grosor elegido (en mi caso será de 5mm, para que los bordados queden un poquito más levantados)), un poco de guata fina o gomaespuma para colocar entre el cartón y el bordado, pegamento y un cúter para cortar el cartón.

CAJÓN DE IMPRENTA
CAJÓN DE IMPRENTA

A partir de estas primeras decisiones simples, preparo un neceser con un trozo de tela, un par de madejas de hilo, tijera y tres o cuatro agujas y lo reservo para este proyecto mientras dure.

Con el bolígrafo que se borra con la plancha ( Frixion), he ido trasladando a la tela el dibujo a tamaño real de las casillas que voy a bordar, incluyendo los márgenes de montaje y ya he bordado unas cuantas grecas casi sin sentirlo, porque se tarda muy poco y es muy divertido ir "al encuentro" de cada modelo.

 

CAJÓN DE IMPRENTA
CAJÓN DE IMPRENTA

En cuanto al otro cajón, cuyo formato es más habitual (similar a los que muestro en las primeras fotografías de este artículo), seguiré las mismas pautas, es decir: no fijarme plazos, ir rellenando cada espacio cuando aparezca algo que me guste, usar un único color de tela (probablemente crema) y una paleta limitada de colores de hilo, pongamos un granate, un verde, un beige, un mostaza o dorado y un azul, por ejemplo y adaptar los motivos a bordar para que lleven solo esos tonos, etc. 

Y sobre todo, lo más importante, quiero que este cajón sea un homenaje a tantas labores de punto de cruz que han pasado por mis manos, las que me han llenado horas y horas de relax, de ilusión, de entusiasmo, me han distraído, entretenido, divertido y han contribuido a mantener despierta mi cabeza haciéndome discurrir y, sobre todo, dándome a conocer a tantas personas con las que compartir aficiones, ideas, soluciones, ánimos y amistad. Una riqueza que ha mejorado mi vida desde mi jubilación y la ha llenado de energía y ganas de disfrutar. 

Pues bien, en cada uno de esos gráficos que he ido eligiendo para bordarlos hay siempre un detalle, un pequeño motivo, una casita, una flor, un pájaro, una letra,... algo que ha llamado especialmente mi atención y que he bordado con más gusto que el resto. A esos pequeños detalles he decidido rescatarlos de tantos gráficos acabados que duermen en el armario y sacarlos otra vez a la luz, poniéndolos en valor de forma individual y usarlos para ir rellenando los huecos de mi cajón. Muchos los recuerdo de memoria, otros me los encontraré a medida que vaya revisando uno por uno esos viejos gráficos y recreándome en verlos de nuevo

En fin, teniendo claros esos pocos criterios estéticos que ya os he comentado y que a cada quien le nacen de forma natural, quiero que el proceso de rellenar mis cajones sea un ejercicio lúdico que está empezando ya y que no sé cuándo acabará. Pero, si lo pienso bien, ¿qué prisa hay en acabar algo que nos gusta tanto hacer?

Si alguna se anima a seguir mi método, no me importaría compartir con vosotras el camino, intercambiarnos modelos, ideas, consultarnos cosas, darnos ánimos. Yo os ofrezco mi colaboración desinteresada, ya sabéis dónde encontrarme.

Comentar este post

Evita 02/21/2017 14:15

Que chollo los dos cajones, el asimétrico me encanta, se sale de lo común que solemos ver.
Yo pude conseguir uno de los normalitos, mi yo caprichosa se negaba a no tener uno. Lo limpié, le di con nogalina para oscurecer un poco, lo trasladé a papel (no sé si a escala, pero sí con las medidas de cada cuadrito y pensaba también pasarlo a la tela (es decir, dibujar hilvanando en la tela, dejando los 2cm por cada lado de cada cuadradito), en fin, ahí me quedé, pero al igual que tú no me va la vida en él, también lo quiero disfrutar. Lo que si tengo claro es que la tela ha de ser en blanco antiguo, tenía una perfecta, pero vi una que me enamoró y la tengo de camino de casa desde Australia, y creía tener claro que sería en tonos rojos, dejándolo casi monocromático, pero pedí unos hilos en Australia... que creo que van a ser perfectos para el Cajón.

Los tonos elegidos por ti me encantan, dan un toque elegante y armónico, y me he acordado de este gráfico de "Les fils de Mimie": http://p6.storage.canalblog.com/65/37/790013/60505197.pdf espero que te guste y te de alguna idea si no tienes todos los motivos elegidos.
Saludos, Evita.

Pilar 02/18/2017 10:11

Me parece una idea preciosa, seguro que te quedará genial, como todo lo que haces, besos.

isabel 02/11/2017 20:11

Hola, yo también me he puesto mano a la obra con este tipo de labor.... pero por más que miro, siempre se hace referencia al material, bordado, ideas... pero nunca a lo mas importante: el acabado. He mirado por internet y he encontrado un par de ejemplos, pero me gustaría que nos comentases y a ser posible mostrases imágenes sobre el montaje de la tela en el cartón y como fijarla....
Un saludo.
is@bel

Carmen 02/11/2017 17:06

Yo tambien tengo dos cajones desde hace un monton de años, uno de ellos colgado y a la espera de ser rellenado, asi que cuando he visto tu proyecto me he propuesto hacerlo así que si no te importa compartir me uno a todas las que lo quieren hacer ya que es de mucho trabajo y si no es asi creo que no lo conseguiré, tengo el libro de marie suarez asi que tambien sacaré de él alguna casilla, asi que espero tu proximo post para lanzarme a ello
Saludos
Carmen

Catherine 02/03/2017 10:03

Tengo dos cajones también . Los compré en una imprenta que cerraba en Sevilla y liquidaban todo lo antiguo. Me dio muchísima pena ya que la dueña se veía muy triste. Así que me parece todo un homenaje a esta profesión.Mi intención es bordar los dos ,uno para cada una de mis hijas. Pero aún no se como limpiarlos bien ni que tratamiento darles antes de empezar,así que cualquier idea me viene de maravilla. Muchas gracias por tanta inspiracion.

AleJandra 02/06/2017 12:21

Catherine, los mios los limpie con agua jabonosa y un cepillo, y luego los enjuagué con manguera. En verdad solo tenían algo de polvo. Si no, busca en el blog de el sabor de lo antiguo o en su canal de youtube que Elena suele explicar cómo limpiar madera.

Yasmin Barril 02/03/2017 04:57

Una gran labor te has propuesto. Lo mejor es que está resultando muy hermosa. Felicitaciones.

toñi 02/02/2017 17:57

Buenas.
Te leo-sigo desde.... o más, y hoy cuando he visto tus cajones me dio un vuelco el corazón. Al igual que tú me lo tomo con calma, saboreando, casi 4 años cuadro a cuadro entre una labor y otra. Siguiendo el plan original que diseñamos mi hija y yo, será un homenaje a la familia con detallitos íntimos que nos pertenecen. Espero que lo disfrutes como yo.
Con tu permiso, te sigo leyendo.
Gracias

ALEJANDRA GARCIA VIGIL 02/02/2017 03:22

La verdad que con tantas cosas que haces imaginaba que eras de las primeras que había tenido su cajón de imprenta.
Yo también compré dos en su momento, y también me llevó bastante tiempo mirando blogs para decidirme, y al final me decanté por hacer un pequeño homenaje se se quiere a todas las labores que hago de toda la vida, así que aunque prima el punto cruz, tengo encaje de bolillos, tejido de punto, algo de costura y patchwork. Realmente cada persona que lo ve y que no tiene idea de nuestras aficiones se queda boquiabierto y le parece una genialidad.
Espero en breve comenzar el otro para que estén en par.
Un cariño enorme desde Argentina.

Sol 02/01/2017 12:28

Que alegría me das!! Hace algunos años que tengo un cajón de imprenta del que me antojé al ver precisamente como por internet proliferaban este tipo de labores. Lo compré a alguien de Asturias y me llegó por internet sin problemas. A día de hoy lo tengo colgado en la pared, vacío, pero es que, ya sólo así es tan bonito que da gusto verlo. La verdad es que la preparación de esta labor se me hace algo complicada y no acababa de encontrar el impulso necesario para ponerme a ello. Ha sido leer tu post y sentir otra vez las ganas de verlo terminado. Me encantará seguirte y acompañarte en lo que pueda, Covi. Sobre todo creo que el compartirlo contigo hará que pueda organizar algo mejor mis ideas. En cuanto tenga un ratito me pondré a dibujar el esquema de mi cajón que, por cierto, me parece que es igual que el segundo de los tuyos.
Un abrazo muy muy fuerte.

carmen casariego 01/31/2017 22:36

Bueno, qué envidia me dais!! Todas con cajón!! A ver dónde encuentro yo uno!! Por favor, si alguna sabe dónde se pueden encontrar, avisarme!! Mi correo es carmendiazcasariego@gmail.com

Ya que hablas de intercambiar ideas yo comentaría dos cosas ... las grecas las veo más en sentido horizontal. Quizá sea la costumbre de verlas así en los libros, pero verticalmente me choca verlas. Y se me ocurre q quizá tb quieras añadir alguna vainica.

carmen casariego 02/01/2017 14:53

Gracias

Covi 02/01/2017 14:47

En Wallapop he encontrado varios y a buen precio, echa un vistazo. Suerte

Ana Mari 01/31/2017 20:18

Hola
Yo también tengo un casillero de estos, y me han gustado mucho tus consejos. Voy recogiendo dibujos que me parece que iran bien pero todavia me queda todo el trabajo previo de limpieza... Creo como tu que no hay que ir con prisa, solo con el placer de encontrar graficos, de pensar en qué casilla cuadra, de bordar horas y horas, pero esto no cuesta a las aficionadas.
Gracias por haber despertado de nuevo en mi las ganas de termeinar, bueno mejor dicho de empezar esta obra.

Fa Bienne 01/31/2017 19:07

Oh j'ai le même casier, si original !! Vous allez me donner envie, mais pour 2018 :) bravo à vous !!!!

Montse 01/31/2017 17:54

Me parece muy difícil poner ahí la tela ...y aun mas con marco

Teresa 01/31/2017 17:41

Un proyecto muy atractivo y tentador. Hace años que empecé el mío y quedó atascado y relegado para dar paso a otros proyectos. Desde entonces mi enfoque ha cambiado y más de una vez lo he intentado retomar. Lo último que rondaba mis pensamientos era utilizar motivos de Blackbird designs, adaptados al tamaño. Son toda una fuente de inspiración. He leído tu entrada de hoy y me has animado a retomar esta labor. Así que no me importaría recorrer este camino a la vez qu tú. Gracias

Michèle de Limoges 01/31/2017 17:36

Débuts magnifiques.

Arantxa 01/31/2017 16:55

seguro que te queda precioso. Eres una artista

Maria.C 01/31/2017 16:48

Bueno Covi no dudo q quedara un trabajo maravilloso, con tus buenísimas ideas, tu buen gusto y tu buen hacer, me lo estoy imaginando... No dudes q seguiré tus pasos, algún dia quiero parecerme a ti, eres un ejemplo para mi, me encantaría hacer uno, pero bueno ya vendrán tiempos en q este, no lo tenga q dedicar a trabajar y demás, estoy deseando la jubilación, jejeje. Bss

Matilde 01/31/2017 16:21

Que bonito te va a quedar Covi. Yo tengo un cajón en el armario guardadito, me entraron las prisas un año y lo compré lo arreglé y el pobre acabó dentro del armario esperando su lugar....y creo que ha llegado su turno!!! Me he animado con el tuyo, asi que empezaré bocetos y buscaré cositas y al pobre lo desempolvaré. Muchas gracias y me alegra tu vuelta que da mucho gusto leerte.
Besos
Mati

Silvia 01/31/2017 16:08

Me parece una idea fantástica Covi, donde se puede comprar el libro de Monique Lyonnete? tiene unas grecas preciosas. Me alegra leerte de nuevo, un lujo tenerte de vuelta.
Un beso.