Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Blog personal de Covadonga Castañón

MERMELADA

Publicado en 28 Septiembre 2010 por Covi in Cocina

Vivir en el campo tiene la ventaja de que continuamente se encuentran pretextos para ocupar el tiempo, o para perderlo, según se mire.

Y ésta es la época de las mermeladas: un día porque encuentras un zarzal lleno de moras, otro día porque los paraguayos están baratos, hoy porque sales a pasear y la vecina te regala una cesta de higos, ...

1

Y, claro, golosa que es una, si los dejas a la vista seguro que coges un empacho del quince. Por eso, para evitar males mayores, me comí media docena y el resto ¡a cocer!

Los lavo un poco, les quito el rabito y lo más grueso de la piel que marcha con él, un par de horas de "chup,chup" a fuego lento y en su jugo, luego un chorrito de Armagnac, un poco de azúcar (muy poco, ¿eh? que hay que cuidarse) otro rato de hervor y a los tarros.

2

Antiguamente se azucaraban muchísimo las mermeladas porque el azúcar ayudaba a la conservación; pero hoy en día no hace falta ponerles tanto , porque tenemos métodos para hacer el vacío a los tarros y se conservan perfectamente más de un año.

Yo no consumo mucha mermelada pero así siempre hay algo rico que regalar a las hijas cuando vienen de visita, porque otra herencia no van a tener, las pobres.

 

Comentar este post

Nuria 10/02/2010 13:56


Me encantan los higos!.Yo gracias a Dios ya acabé con las naránjas amargas. La que me dijiste de naránja y melón ya la había probado en Francia hace años. Y la madre de una amiga Francesa hacía una
de pomelo rosa y melón que era de morir!


DIDI 09/30/2010 21:58


Bueno, y lo pasas por la batidora antes o es mermelada con tropezones? Yo tengo una higuera de 78 años estupenda y me pongo morada de higos, jjjj la verdad es que todos los vecinos se ponen también
las botas porque en verano hay un trajín en mi camino, yo le mando una fuente de higos a mi vecina amelia y ella me manda la fuente de vuelta con huevos caseros. La fuente de geny vuelve con
verduras y así estamos todo el rato. jjjj es de lo mejor de vivir en un pueblo!
Bueno, todo estupendo: el arte maderero, la jardinería, el artefacto ese de cocina que me encantó y lo buscaré en mi próxima visita a la ciudad, todo menos los gatos, me temo que I hate cats....